Fabiana se va a mudar sola por primera vez, primera casa, primeras elecciones. Ya tiene todo decidido, los colores de las paredes, los muebles y hasta los cuadros que va a colgar. Fue una gran decisión, un gran paso a la adultez. Deja el nido por cuestiones laborales. Se muda más cerca de su trabajo, no más viajes largos, no más subtes ni trenes. El trabajo ahora le queda a tan solo unas cuadras. Hasta se puede decir que va a tener esa cuota de ejercicio diario que le permitirá estar en forma, no abandonar el cuerpo, ya que su trabajo lo hace todo desde su computadora. Lo único que le falta es darle a la nueva casa ese toque que la pueda convertir en un hogar. Es por eso que decidió autoregalarse unas suculentas. Plantas que no necesitan de tanto riego, por si acaso se llegara a olvidar, ya que de ahora en más va a tener muchas más responsabilidades de las que solía tener. Pero así es la vida y hay que saber adaptarse, no hay nada más hermoso que el aprender a ser autosuficiente.

¿Te gustan las suculentas?  Te invitamos a ver nuestra selección especial.

 

Encuentra esta hermosa suculenta en CecileBoutique.com