El mundo parece estar dividido entre quienes odian limpiar la casa y quienes lo encontramos increíblemente liberador y nos encanta. Para mí el orden y la limpieza deberían considerarse una terapia alternativa. No hay nada más placentero que generar espacios agradables en mi propia casa.
Para quienes amamos el orden, ¿quién no vio la serie de Marie Kondo en Netflix? La premisa de esta gurú es: "ordena tu casa y ordenarás tu vida". El primero paso es hacer una limpieza general y deshacernos de las cosas que no necesitamos, que son prescindibles y así evitar guardar objetos de más. Y lo mismo para nuestra vida privada, deshacernos de esas personas que no necesitamos en nuestras vidas, por eso su lema. Luego el método KonMarie se basa en una cantidad de normas y reglas para el orden de cada espacio. ¿No es hermosa la sensación de ver nuestro hogar limpio y ordenado? ¿Qué piensan ustedes sobre la premisa de Marie Kondo? ¿Para ustedes limpiar un espacio es también limpiar sus propias frustraciones y angustias? De todas formas, me veo obligada a aclarar que según la opinión de varios psicólogos, por un lado, limpiar y ordenar nuestro hogar ayuda a reducir el estrés y la ansiedad. Pero por otro lado aclaran que este método no siempre puede utilizarse como única terapia para resolver nuestros problemas. ¿Ustedes que otras terapias encuentran útiles? Personalmente, para mí el momento de limpiar y ordenar mi casa es un momento de meditación. Digo meditación por sus efectos calmantes. En ese momento, dejó de lado otros problemas y preocupaciones que puedo llegar a tener, los dejo descansar. A veces ayuda mucho dejar de pensar en ellos para poder distanciarnos y ver que finalmente no era tan grave como pensábamos y que ponerse a limpiar es una buena estrategia para hacer que nuestro cerebro deje de pensar por unos minutos. De esta manera, la limpieza se vuelve ese lugar de meditación y refugio en mi vida. ¿Ustedes qué dicen? ¿Qué lugar ocupa la limpieza y el orden en sus vidas?